El bueno de Bon.

“Come on skinny love
just last a year,
pour a little salt
we were never here.”
Skinny love – Bon Iver

Ese dolor en el pecho. Ese bendito dolor en el pecho. Las pupilas dilatadas y las manos nerviosas. Entré en esa sala y la verdad, no lo esperaba. Su pose a lo James Dean y su flequillo revuelto, aunque poco o muy poco decían de él, invitaban como mínimo a coger asiento y mirarle. Sólo mirarle.imagesCAMXPZMQ
Me pareció divertido cuando empezamos a hablar. Nunca hubiera dicho que podrías averiguar tanto de alguien en apenas unos minutos, pero algunos vienen con carta de presentación en la frente. Y qué quieres que te diga, a mi esas personas me generan aún más curiosidad. Los malotes siempre me han dado pereza, que son como eternos adolescentes y yo aún no tengo previsto ser madre.
Así que sin saber qué hacía, me acerqué piqueta en mano a romper el hielo. Que no era hielo, sólo el silencio previo al primer hola qué tal, pero alguna metáfora tendremos que usar. Me presenté, se presentó y desde entonces no paramos de hablar. No hubieron silencios y si los hubieron, no molestaban. Eso a mí me fascinó.
No lo sabía entonces pero todo aquello, sus a mí me gusta este grupo y mis este fotógrafo es genial, empezaban a calar hondo. Y aunque no fue de un día para el otro, me enamoré. Irremediablemente y sin entenderlo aún hoy, me enamoré.untitled
 
Pero admitámoslo, uno nunca está preparado para el amor. Nunca se está preparado para perder el control de esa manera. Para ningunear tus horarios y dejar de contar las horas. No se está preparado para el dolor de estómago y el soñar despierto. Y menos para callarlo.
No poder gritar(se)lo a la cara, volverse un actorucho de poca monta y así poder seguir con tu vida, que tampoco iba tan mal antes de que llegara. Así que las manos temblorosas las guardas en los bolsillos y las pupilas dilatadas… bueno, de eso nunca nadie se da cuenta. El nudo en la garganta lo curan los gintonics y aunque a ti también te encantan gustan esos grupos, procuras no darle tanta importancia.
imagesCAW0FG1LSería poco inteligente tirarlo todo por la borda, así que te aprendes el guión y aquí no ha pasado nada.
Lo que no sabes es que hay que ser muy duro para digerir los te quiero de los que nunca nadie sabe nada y las caricias que no darás. Se te enmarañan en la tráquea y son el nudo en tu garganta. Son las canciones que compartisteis y las veces que aún le confundes con alguien en un bar.tumblr_mi2j1ePIZr1qhlohfo1_1280
Y ahí estás otra vez, reconociéndo vuestra historia en películas de guión barato y canciones muy indie. Y no te extraña que te cuenten que para escribir esa canción, Bon Iver se retiró a la montaña durante un año, porque le habían roto el corazón. Y como el dolor le salía por las orejas, lo transformó en canciones, que fue como gitárselo a ella, que aunque no quería, le escuchó en la radio cada día.
Y el bueno de Bon, recluído en la montaña, tuvo que asumir que eso sería todo. Sus canciones escritas con los dedos fríos fueron toda la terapia que él mismo se procuró. Y cuando acabó el álbum, bajó de las montañas y repartió sus te quiero para recordarles a otros, que no estaban solos, que a él también le había pasado.
Y los otros ya tuvimos con qué identificarnos y en sus letras complicadas encontrábamos las frases que a nosotros nos faltaron entonces. Qué bueno es Bon, qué bueno es.
imagesCAQR9E57Y no hay más drama que el que uno quiere tener, porque aunque el tiempo de letargo también ayuda a cerrar heridas mal curadas, los desamores hay que dejarlos secar al sol. Si tienes suerte te enamorarás muchas veces en esta vida y no siempre saldrá bien. Tendrás pequeños finales felices, pero como la historia la escribes tú, si quieres, siempre habrá sitio para otro actor principal.
unnamed
 Y sí, que no te quepa duda, se te volveran a dilatar las pupilas y tus manos volverán a temblar, pero esta vez no tendrás por qué esconderlas.
Anuncios
Estándar

One thought on “El bueno de Bon.

Piensa, opina, compárte(te).

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s