Lobo blanco, lobo negro.

Un viejo indio Cherokee dijo a su nieto:
“Me siento como si tuviera dos lobos peleando
en mi corazón: uno de los dos es violento y vengador,
el otro está lleno de amor y compasión.” 
El nieto preguntó: “Abuelo, dime ¿cuál de los dos ganará la pelea?” 
El abuelo contestó: “Aquel que yo alimente”.

Leí esta leyenda en un artículo hace mucho y pensé: Gracias, ¡no estoy loca! 

Pero deberían adaptar la historia porque mi lobo negro es a veces un oso pardo, va hasta las cejas de esteroides y arrincona al lobo blanco en el patio para robarle el bocadillo. Y yo ahí, de mediadora.

Ser buena persona nunca ha sido fácil, entiendo que para ninguno de nosotros. Es más, la pregunta que me viene a la cabeza es: ¿Se puede ser constantemente buena persona en un mundo en el que te cierran los bares a las dos y se te desparejan los calcetines en la lavadora? Es más, ¿es un título que te sacas por internet o hay clases presenciales? Te darán un carné de “Buena persona” cuando acabes, supongo. Y tendrás un número de socio y todo eso.good person Sigue leyendo

Estándar

Octubres al sol.

“Disfruta de las pequeñas cosas,
porque tal vez un día vuelvas la vista atrás
y te des cuenta de que eran, en realidad, las cosas grandes.”
R. Brault

Lo sé,  lo sé: hace mucho que no escribo absolutamente nada. He dejado el blog en pausa esperando volver algun día, incluso eliminé la aplicación del móvil.

Al iniciar este blog me dí cuenta de cuántas cosas quería contaros, de cuánto lo necesitaba. Se me agolpaban las ideas en la cabeza cada vez que abría un blog o escuchaba una canción. Y ya, al día siguiente os lo estaba volcando todo en este muro, quisiérais o no. Y era rápido, más una necesidad que una afición.
A mí siempre me ha gustado escribir, pero para qué mentir, fue algo así como una terapia. Un rincón en el que expresarme y decir lo que en una tarde de cafés, pocos hubiesen escuchado.
imagesCA4PZMLZ
Y aunque al empezar a escribir me prometí que no lo dejaría a medias, que es algo que suelo hacer a menudo, una vez hube escrito lo que hasta la fecha habréis, o no, leído aquí… zas! Me quedé en blanco. Sin ideas, encefalograma plano. Me sentaba a escribir y no me salía nada. Todo frases inconexas y desordenadas. Y la cuestión: que dejé de escribir. Aunque me encantaba, dejé de escribir.
tumblr_n77zqf1GOu1slrg6co1_1280

Sigue leyendo

Estándar